Colegio Estudiantes participa en el programa Erasmus+ promovido por la Unión Europea.

ERASMUS+, una oportunidad para conocer y crecer

Los programas de Erasmus+ permiten cada año la movilidad de miles de alumnos y profesores de la Unión Europea.

Erasmus+ supone el esfuerzo de la Unión Europea para favorecer, entre otras cosas, el intercambio, no solo de personas (estudiantes y docentes), sino también de buenas prácticas en diferentes ámbitos.

En el caso de Colegio Estudiantes, tenemos la suerte de formar parte de un proyecto impulsado por el colegio Holluf Pile Skole de Odense, Dinamarca, y en el que también participa el colegio I.C. Francesco Petrarca de Catania, Italia.

Un proyecto que, como indica su denominación, Physical literacy and sports – how to make happy young people?, está enfocado a profundizar sobre cómo la actividad física y el deporte pueden contribuir a mejorar el autoconcepto y la autoestima de los alumnos y alumnas de 13 a 16 años. Además, esta iniciativa permitirá conocer las buenas prácticas en deporte, vida activa y vida saludable que se realizan en los tres centros participantes a través de actividades de intercambio que se materializarán con la visita de 30 alumnos, 15 desde Italia y 15 desde Dinamarca, al colegio, así como con la visita de 15 de nuestros alumnos y alumnas a los colegios de Catania y Odense.

De esta manera, tendrán la oportunidad de convivir y compartir experiencias y costumbres en cada uno de los lugares visitados.

Punto de partida

Con esta idea en marcha, la primera actividad del proyecto, ha sido una visita de tres días por parte de miembros del equipo directivo, al colegio Holluf Pile Skole.

Esta experiencia nos ha brindado la oportunidad de conocer con más detalle el sistema educativo de Dinamarca. Un sistema que, desde hace unos años, apuesta por la actividad física y el movimiento de los alumnos en sus aulas, con la recomendación por parte del Gobierno de incluir, al menos, 45 minutos diarios de movimiento en las materias de matemáticas, inglés y danés. Esto supone que los profesores deben preparar y diseñar actividades que permitan trabajar esas materias con movimiento por parte de los alumnos.

En este sentido, hemos conocido experiencias inspiradoras como la del colegio Vestre Skole, en Svendborg, una comunidad que ha ido un paso más allá, apoyando un proyecto ideado por los profesores que contempla, además de los 45 minutos diarios de movimiento, seis sesiones a la semana de Educación Física.

La participación en proyectos de este tipo supone una gran oportunidad para todos los integrantes de nuestra comunidad educativa. Los alumnos y sus familias podrán vivir una experiencia de real intercambio, acogidos por familias danesas o italianas. Tendrán una oportunidad única de conocer las culturas y costumbres de dos países extranjeros, al tiempo que serán ellos quienes acojan a los alumnos visitantes durante su estancia en Madrid. El colegio podrá seguir creciendo, reforzando sus buenas prácticas y pudiendo incluir nuevos enfoques.

 

Colaboración de Fernando Sánchez, Director de Colegio Estudiantes.