Un solo juego y numerosas posibilidades en la iniciativa del Departamento de Orientación.

Legolízate

Bajo este lema, el Departamento de Orientación de Colegio Estudiantes plantea un hilo conductor con el que llevar a cabo su trabajo, a la vez que se estimula la motivación e implicación de los alumnos en su propio proceso de aprendizaje.  

Cada año, este equipo de intervención educativa gamifica sus actuaciones en torno a un centro de interés y, para este curso la temática elegida es el popular juego Lego y su mundo.

La gamificación es una técnica utilizada en educación, entre otros ámbitos, que tiene por objetivo conseguir una mayor implicación de los alumnos y, por tanto, una mayor efectividad en el aprendizaje, ya que consiste en transferir la mecánica de los juegos a la dinámica educativa.

El mundo Lego en el Departamento de Orientación

Las piezas de construcción y sus representaciones permiten infinitas posibilidades para introducir a los niños en un mundo simbólico que este departamento utiliza para todo lo trabajado en las sesiones, como las fichas de trabajo, materiales manipulativos, decoración del aula, proyectos en pequeño grupo, etc.

De esta manera, los alumnos llegan a tener un gran compromiso con la temática, colaboran en la decoración, participan en pequeños retos, e incluso, crean un personaje Lego para colocar en la sala de apoyo. El objetivo es lograr una implicación a todos los niveles, haciendo, además, que colaboren entre ellos.

El resultado positivo es evidente, se observa cómo los alumnos de Secundaria y Bachillerato cooperan con los niños de primer ciclo de Primaria o cómo alumnos de Educación Infantil desarrollan el juego simbólico u otros hitos del desarrollo evolutivo inspirados por esta temática.

En este sentido, este hilo conductor aporta una ayuda más para trabajar distintos contenidos. Utilizándolo en el área lógico matemático, en actividades como el cálculo matemático, la realización de series, el desarrollo de la lógica matemática, cambio de medidas, etc.

En el área espacial, las construcciones constituyen un gran recurso para trabajar la situación espaciotemporal, razonamiento espacial, descifrar instrucciones escritas, conocer el posicionamiento de las fichas, etc.

En el área lingüística, facilita la adquisición de conceptos como las letras, las sílabas, construcción de palabras, orden de las letras, etc. Se estimula la expresión oral, a través de la creación de historias que los propios alumnos realizan con las piezas de lego usando su imaginación, se incide, de forma lúdica, en el lenguaje.

En el área motora, permite trabajar la psicomotricidad fina, a través del dominio de la pinza, la fuerza y la coordinación óculo manual. En el ámbito de la motricidad gruesa, la temática del Circo favorece que los niños se identifiquen al ejercitar el equilibrio, lanzamientos de pelotas y saltos.

Estas son algunas aplicaciones de las muchas más que ofrece este recurso.

El objetivo principal es aprender jugando. Y Lego permite aprovechar sus múltiples posibilidades para potenciar diferentes áreas del desarrollo de los alumnos, además de mantener su motivación y el interés de seguir descubriendo.

Colaboración del Departamento de Orientación de Colegio Estudiantes.

 

Lego

Lego

Lego

Lego

Lego

Lego

Lego