Las mesas de luz como recurso educativo permite a los alumnos explorar, descubrir e investigar.

Las mesas de luz como recurso educativo

Las mesas de luz son un excelente recurso educativo que permite a los alumnos explorar, descubrir e investigar por sus propios medios, convirtiéndoles en protagonistas de su aprendizaje.

Este material permite crear un espacio atractivo y acogedor que anima a los niños a participar en actividades de aprendizaje a través del juego. Ya sea para trabajar contenidos académicos tales como la lectoescritura, matemáticas, ciencias, etc., como para el juego libre, posibilitan incidir en todas las áreas del desarrollo, en la integración sensorial, la observación y la atención.

La luz representa un material con el que los niños crean nuevos lenguajes, por ello, estas mesas brindan numerosas posibilidades para aprendizajes transversales:

  • Estimulo sensorial: La mesa estimula el sentido de la vista facilitando la observación de colores más profundos, los detalles de una hoja, las siluetas marcadas, etc.
  • Concentración: Cualquier material sencillo, se convierte en algo especial en la mesa de luz. Los niños pueden pasar largos ratos experimentando.
  • Relajación: La mesa de luz se utiliza en un ambiente de penumbra, lo que crea un espacio relajado y tranquilo. Es un recurso ideal de juego antes de la hora de dormir.
  • Enfoque: El contraste que provoca cualquier material colocado sobre la mesa de luz, hace que el enfoque sobre él resulte más fácil.
  • Motivación: Es un recurso tan mágico y especial que el aprendizaje se convierte en una experiencia divertida y única.

 

Colaboración de Alba Pablo.