Beneficios de la adquisición de diferentes idiomas en edades tempranas.

Existen numerosos estudios que investigan la relación entre la adquisición temprana de diferentes lenguas y el desarrollo infantil.

Albert Costa, autor del libro ‘El cerebro bilingüe’ señala que existen dos áreas en el aprendizaje de una lengua. Por un lado, el léxico, la adquisición de vocabulario, que es una capacidad que no se pierde y, por otra parte, los sonidos, en cuyo aprendizaje sí tiene importancia la edad.

En edades tempranas el cerebro tiene mayor plasticidad y la capacidad para distinguir sonidos diferentes es mayor. Luego, esta capacidad disminuye ya que el cerebro se va especializando en los sonidos a los que se está expuesto con más frecuencia.

La interacción con otros en una lengua diferente también es fundamental para la adquisición de idiomas, no basta sólo con la exposición a los sonidos. La adquisición de lenguas diferentes permite a los niños el desarrollo de capacidades como mayor control atencional al identificar y utilizar códigos distintos, así como un mayor control ejecutivo de procesos cognitivos como la memoria, flexibilidad mental, planificación, etc. Sin olvidar las ventajas que el dominio de otro idioma tiene para la comunicación con otros y el consiguiente enriquecimiento social, artístico y cultural.